Albóndigas de merluza en salsa de vino blanco, en Thermomix

Hace bastante que no preparo albóndigas porque llevan bastante tiempo y hoy que tenía la mañana libre sin prisa alguna me he decantado por probar esta nueva receta, aprovechando la merluza congelada que tenía reservada.

Se pueden acompañar con pasta, arroz o en mi caso las he preparado con patatas fritas.

¡ Espero que os gusten!

INGREDIENTES:

* Para las albóndigas de merluza:
     - 60 gr. cebolla partida en trozos grandes
     - 25 ml AOVE
     - 300 gr de merluza sin piel ni espinas y partida en trozos
     - 1 diente de ajo picado
     - 100 gr pan mojado en leche y escurrido
     - 1 huevo
     - 20 ml vino blanco
     - sal y pimienta
     - 70 gr pan rallado
     - harina para rebozar
     - aceite de oliva para freír las albóndigas

* Para la salsa de vino blanco:
     - 2 dientes de ajo
     - 1 guindilla
     - 100 gr cebolla partida en cuartos
     - 50 ml AOVE
     - 40 gr harina
     - 80 ml vino blanco
     - 500 ml caldo de pescado

PREPARACIÓN:

1- Albóndigas:

En el vaso de la Thermomix, ponemos la cebolla partida en trozos grandes y programamos 8 segundos, velocidad 4. Con la espátula, bajamos los restos que hayan quedado por las paredes y en la tapa del vaso hacia las cuchillas. Si han quedado trozos grandes, volvemos a programar otros 4 segundos, a velocidad 4. De nuevo, bajamos los restos del vaso y tapa hacia las cuchillas con la ayuda de la espátula.

Añadimos el aceite y programamos 8 minutos, temperatura 100 y velocidad 1.

Dejamos templar unos minutos, añadimos los trozos de merluza, el ajo picado y programamos 1 minuto a velocidad 3. Con la espátula, bajamos los restos que hayan quedado en las paredes y la tapa hacia las cuchillas. Si quedan trozos demasiado grandes, volvemos a programar otros 30 segundos a velocidad 3.

Colocamos la mariposa en las cuchillas, añadimos el pan remojado en leche bien escurrido, el huevo, el vino blanco, un poco de sal y la pimienta. Programamos 3 minutos, velocidad 2. La pasta resultante tiene que quedar blanda, pero firme, para formar las albóndigas. En mi caso, he tenido que añadir 70 gr de pan rallado y mezclar de nuevo 20 segundos, velocidad 3.

Con la ayuda de nuestras manos, vamos cogiendo porciones de masa, las pasamos por harina y formamos las albóndigas. Las freímos en abundante aceite de oliva, a fuego medio para que no se queme la harina.

Las colocamos en el recipiente varoma y reservamos.

2- Salsa de Vino Blanco:

Sin lavar el vaso, ponemos los ajos, la guindilla y la cebolla. Programamos 6 segundos, velocidad 4. Con la espátula bajamos hacia las cuchillas lo que ha quedado en las paredes y volvemos a programar otros 6 segundos, velocidad 4. Volvemos a bajar hacia las cuchillas los restos.

Añadimos el aceite, colocamos el recipiente varoma en su posición y programamos 10 minutos, temperatura 100 y velocidad cuchara.

Retiramos el varoma y por el bocal añadimos la harina, el vino blanco y el caldo. Programamos 10 minutos, temperatura 100, velocidad 2. Cuando termine programamos 15 segundos a velocidad 7 para que la harina termine de diluirse y la salsa sea homogénea.

En una fuente grande, colocamos las albóndigas y regamos con la salsa. Mezclamos suavemente y servimos de manera inmediata.

Podemos acompañarlas con patatas fritas, arroz blanco, pasta o ensalada.

RESULTADO:





Comentarios

Entradas populares